Posted abril 6, 2019 1:21 pm Comentarios desactivados en 4 de abril de 2019 – Tazria

Con la excepción de los que están fascinados con la medicina, la parashá para esta semana y la de la próxima son secciones semanales que mucha gente preferiría evitar.  La primera llamada <<Tazria>> (Levítico 12:1-13:59) sirve de un ejemplo perfecto de cómo es imposible traducir un texto bíblico desde  hebreo hasta un idioma extranjero. Tazria, como un verbo femenino quiere decir” “Ella dará la vida”. Si leemos la misma palabra como un verbo masculino significa “Plantarás semillas”,  La relación entre la significación literal y figurativa es obvia.

No obstante, para comprender la parashá se necesita más que una sencilla traducción.  En hebreo, la palabra “tazria” suena como una variedad de palabras usadas en el texto de esta semana y la de la próxima. El lector hebreo va a relacionar la palabra a “zar/a” (extraño), tzraat (la lepra) y mitzorá (una persona afligida con una enfermedad de la piel). Así leyendo el texto en voz alta el oyente escucha una relación entre el acto de plantar semillas y la potencial positiva y negativa ocultada en estas semillas. Para dar hincapié a esta relación el lector hebreo se fijará en el mismo verbo se usa en el primer capítulo del Libro de Génesis (1:12) cuando dice: mazriah zerah/fruta que da semillas.

¿Qué es la relación que el texto desea que hagamos entre la historia de Génesis y el código sagrado de Levítico? ¿Nos dice el texto que nuestras acciones son las semillas que plantamos y por fin lo que hacemos en una parte de la vida impacta las oras partes?  En Génesis el acto de sembrar semillas  (mazriah zerah) es meramente un acto amoral, pero en el libro de Levítico hay un aviso implícito. Levítico se dirige a la parte adulta de nuestra personalidad y nos advierte que tengamos cuidado, que siempre hay consecuencias a todas nuestras acciones.

Tazria nos enseña que la manera que tratamos a nuestros prójimos y las elecciones que hacemos en la vida son las semillas que plantamos para el futuro. Algunas de estas semillas (acciones) darán la bondad y otras producirán consecuencias negativas.  También nos recuerda que somos nosotros que tenemos la capacidad de sembrar acciones para el rumbo en el cual el mundo va.  En este mundo tan politizado ¿sembramos semillas de odo o de compasión? ¿Es nuestra incapacidad de oír al prójimo la semilla de nuestra destrucción?  ¿Se han transformado nuestros medios de comunicación en vehículos de propaganda y falsificad y por esta razón vivimos en un mundo de dos niveles de justicia?

La lección de esta sección es: no culpen a los otros por las semillas (acciones) que has sembrado en el pasado.  Revisa sus acciones y determina cuales son las semillas que te han dado buenos y malos resultados. Si la cosecha te gusta, sigue sembrándolos y si no entonces cambia el rumbo de tu vida, planta las semillas de la esperanza en lugar de las de la desesperación.  La parasha para esta semana nos recuerda que la capacidad de sembrar está en la mano de cada uno. ¿Te gustan las semillas que plantas?


Youtube de la semana:

La canción de Pésaj <<Dayenú>> en muchas formas

Alrededor del mundo: 

Cantando del coro del Boys’ Town Jerusalem:

Cantado en Idish: