Posted abril 25, 2019 12:01 pm Comentarios desactivados en 16 de abril de 2019 – Pascua

Este año el fin de semana del 19 de abril es especial,  Personas por todo el mundo celebran sus fiestas religiosas.  Para los cristianos es el fin de semana cuando celebran su fiesta de Viernes Santo y la pascua cristiana. Para nosotros comienza la semana de Pascua (Pésaj) y los “sdarim” (cenas de Pésaj). Puesto que las dos fiestas están celebradas en el mismo fin de semana dan muchas oportunidades a persona de buena voluntad de explorar maneras de mejorar el mundo. También nos dan la oportunidad de tener diálogos respetuosos entre personas de religiones y de culturas diferentes.

Celebramos la fiesta de Pésaj con la cena de fiesta tal vez más continua del mundo, el séder (plural s’darim) de Pésaj. En una forma extraña Pésaj nos atrae sin importar si somos o no somos religiosos. Aunque es la fiesta más complicada de observar (la verdad es que a nadie le gusta el consumo de matzá para sus 8 días). Hasta la persona menos religiosa busca y halla un seder para asistir y consigue entrar en el espíritu mágico de la fiesta.

Está en el séder que cada uno de nosotros volvemos a conocer los horrores de la esclavitud y la esperanza de la libertad.  Está en el séder de Pésaj que activamente recordamos nuestra historia y a la vez liberar el alma de la esclavitud, de la ignorancia, y de los prejuicios.

Pésaj nos habla de la libertad. Su tema es:: «bjol dor v’dor jayav adam lirot et atzmo k’ilu hu yatzah miMitzrayim: en cada generación cada uno debe verse a sí mismo como si estuviera liberado personalmente de la tiranía de la esclavitud.” Son palabras poderosas y las decimos en un mundo que aún conoce la esclavitud física, económica y política; el prejuicio y la tiranía.

Lamentablemente vivimos en una época cuando el anti-Semitismo todavía existe.  El hecho que el congreso de los EE.UU. no pudo denunciar específicamente la maldad del anti-Semitismo nos recuerda que no necesitamos hacer nada más que leer el diario para ver que el mundo  no ha aprendido las lecciones de Pésaj. La falta de la dignidad humana es aún con nosotros. En la frontera con México el “tráfico sexual y de niños” es un suceso cotidiano y al otro lado de la frontera encontramos no solamente cuatro de las cinco ciudades más peligrosas del mundo sino también la indeferencia total al valor de la vida humana.  Actualmente sufrimos de la plaga de la esclavitud que ha llegado a proporciones medievales y las organizaciones que deberían defender los más necesitados han elegido, como en los tiempos bíblicos, ser sordos a sus gritos dolorosos.

Puede ser que las plagas de hoy son diferentes de las de los tiempos de Pésaj, pero demasiados sufrimos de las plagas personales de nuestra época. ¿Cuántos de nosotros son esclavos a las adicciones de la actualidad? ¿Cuántos sufren de la peste de la preocupación neurótica, de las ansiedades, de la pereza, de los celos? ¿No es la crisis nacional del consumo de opio de una peste realizada a causa de nuestra falta de preocupación por el bienestar de nuestro prójimo?  Pésaj nos recuerda que para estar libres hay que dar el derecho al otro de aceptar la responsabilidad por sus propias acciones.

Esta fiesta también nos enseña que es fácil ser ético cuando vivimos en un mundo ético, pero la señal de carácter profundo es cuando hay que separarse de las masas, cuando hay que vivir la vida en una forma diferente de la de los demás.

La Biblia enseña que nuestros antepasados nunca se enteraron de las lecciones profundas de Pésaj  y por eso tenían que pasar 40 años errando en el desierto.¿y nosotros, hemos aprendido estas lecciones morales?  Esperemos que este fin de semana especial nos ayude a aprender las lecciones duras de la vida, que es nuestra tarea abandonar el desierto espiritual y avanzar a más allá que las negaciones políticas egoístas. Solamente es así que podremos entrar en una tierra prometida. ¿Qué piensan Vds.?


Youtubes para la semana:

Tres interpretaciones de Ma Nishtanah.

La Clásica: 

Una versión actual: 

Una versión de Hollywood: